SEGUINOS EN NUESTRAS REDES

Economía

El Gobierno convocó a audiencia pública para tratar un nuevo aumento en las tarifas de trenes y colectivos del AMBA

La Secretaría de Transporte dispuso este viernes la apertura de la instancia de participación ciudadana para los aumentos de tarifas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por reducciones de subsidios, en el cual propone un boleto que parte desde $270 para el colectivo y $130 para el tren y que regirá desde febrero

La Resolución 1/2024 publicada este viernes en el Boletín Oficial, dispone de la instancia de participación ciudadana prevista para los aumentos de tarifas del transporte de jurisdicción nacional.

Para ello, los interesados tendrán tres días hábiles desde este viernes para completar un formulario en el cual se podrán expresar opiniones o propuestas.

Las mismas no tienen carácter vinculante y serán utilizadas para realizar un informe de cierre de la instancia participativa.

El vicepresidente de la Asociación Argentina de Empresarios Transporte Automotor (AAETA), Luciano Fusaro, señaló que esta instancia es una mera formalidad y que el aumento de tarifas “es una decisión tomada” (ver recuadro).

El cuadro tarifario prevé aumentos del 251% para colectivos y del 247% o 169% -según la línea- para el tren.

En el caso del colectivo, las tarifas comenzarán a regir desde el 1 de febrero y, para los trenes, la Secretaría de Transporte comunicará oportunamente “el cronograma para su entrada en vigencia”.

La primera sección (0 a 3 kilómetros) del colectivo pasará de $76,92 a $270; la segunda (3 a 6 kilómetros) de $85,69 a $300,78; la tercera (6 a 12 kilómetros) de $92,29 a $323,95; la cuarta (12 a 27 kilómetros) de $98,90 a $347,15; y la quinta (más de 27 kilómetros) de $105,46 a $370,18.

En tanto, en el caso del tren, la tarifa mínima actual (de $48,38 para la Línea Mitre, y de $37,38 para las líneas Urquiza, Belgrano Norte, Belgrano Sur, y Roca) se unificará a $130. En tanto, el segundo tramo (12 a 24 kilómetros) pasará a $169 y el tercero (más de 24 kilómetros) a $208.

La tarifa social -para beneficiarios de jubilaciones, pensiones, Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, y Becas Progresar, entre otros planes- seguirá otorgando un 55% de descuento en las tarifas.

Estas tarifas, que regirán desde el 1 de febrero, luego se irán actualizando de acuerdo a la variación acumulada del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

El tarifario propuesto prevé ajustes cada dos meses o por períodos mayores, en lugar de los incrementos mensuales que se preveían inicialmente. Más allá de esto, la intención es que los aumentos sean por encima de la inflación para reducir la proporción de subsidios del Estado, y que lo que paguen los usuarios cubra un mayor porcentaje del costo real del boleto.

El nuevo cuadro tarifario también prevé otras modificaciones: el descuento de tarifa social ya no será más acumulativo con los de la Red Sube, en el caso de combinaciones de transporte durante una ventana de dos horas.

Anteriormente, quienes poseían Tarifa Social contaban con un 55% de descuento en el primer viaje, 77,5% en el segundo y 88,7% en el tercero. Ahora el descuento será de 55% en el primero y segundo viaje, y 75% en el tercero.

Para el resto de los usuarios, Red Sube seguirá operando como lo hacía anteriormente: tarifa plena en el primer viaje, 50% en el segundo y 75% en el tercero. Este cambio busca darle “sostenibilidad a largo plazo al servicio público de transporte”.

Por otro lado, todos los usuarios están obligados a registrar su tarjeta SUBE antes del 1 de abril próximo a fin de “generar mejores prácticas” en el uso de la SUBE, y “desarrollar herramientas que permitan brindar trazabilidad a la aplicación de los recursos públicos”.

En el caso de no hacerlo, deberán pagar una tarifa más elevada que, según prevé el cuadro tarifario, en febrero partiría en $430 para colectivos y $260 para trenes. 

El cuadro tarifario, por su parte, invita a la Ciudad de Buenos Aires (a cargo del subte) y la Provincia de Buenos Aires (líneas provinciales de colectivos) a que alinean sus políticas tarifarias de manera tal de “compatibilizar las respectivas compensaciones tarifarias” e “impulsar las medidas necesarias para que se produzcan los ajustes en la reglamentación perteneciente a sus respectivas jurisdicciones”.

Con información de Télam.

A %d blogueros les gusta esto: