SEGUINOS EN NUESTRAS REDES

Política

Paro de colectivos: la UTA avisó que no aceptará presiones del sector empresario

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) ratificó el cese de tareas de 24 horas a nivel nacional a partir de la medianoche de este viernes en los servicios de corta y media distancia de todas las empresas del país que “incumplen el pago del aumento salarial resuelto y acordado” para esos sectores, informó la comisión directiva nacional que encabeza el dirigente Roberto Fernández.

“Se verificaron los incumplimientos en empresas del AMBA, La Plata, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Formosa y Tucumán, donde habrá paro. La Uta no permitirá a los grupos monopólicos que presionen al Gobierno nacional para obtener beneficios”, aseguró el gremio.

El sindicato destacó en un comunicado que “los aumentos fueron acatados y cumplidos en Bahía Blanca, Catamarca, Chaco, La Rioja, Córdoba, Comodoro Rivadavia, Jujuy, La Pampa, Mar del Plata, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Rosario, Salta, San Juan, San Luis, San Nicolás de los Arroyos, Santa Cruz, Santiago del Estero y Trelew, por lo que el transporte y servicio de pasajeros está allí garantizado y será normal”, puntualizó.

“La UTA no permitirá a los grupos monopólicos que pretenden ejercer presión sobre las autoridades nacionales para obtener mayores recursos económicos que generen su discusión en los espacios e instancias adecuadas y que utilicen a los trabajadores y usuarios como rehenes de sus pedidos sectoriales”, añadió la entidad sindical.

Los dirigentes exigieron al Gobierno que haga respetar los derechos y que aplique “el articulo 6 de la resolución conjunta de las Secretarias de Gestión del Transporte y de Articulación Interjurisdiccional para no perjudicar a los usuarios”, y lamentó “el perjuicio que genere la protesta por un pequeño grupo que responde a intereses de Dota”. En ese sentido, el gremio denunció que ese grupo paró de forma sorpresiva a partir de las 16 de este jueves por “mayores recursos para sus patrones”, y aseguró que “los trabajadores no paran sino que retienen sus tareas para garantizar su incremento salarial”.

Las alusiones al sector patronal están vinculadas con el Grupo Dota, que inició a media tarde de este jueves un lockout con la paralización de varias líneas que dejó a pie a millares de personas, las que debieron acudir repentinamente a otros transportes. Fuentes oficiales dijeron que el cese anticipado de Dota fue “un lockout patronal” y ratificaron que a las empresas “se les depositó en las últimas horas” el dinero reclamado como compensaciones y para hacer frente a los aumentos salariales pactados recientemente, pero algunas “están abonando los sueldos al valor anterior y están al límite de la defraudación”.

Las fuentes oficiales dijeron que “hay empresas que pagan y otras que no pagan” los aumentos correspondientes y admitieron la disparidad en ese sentido. Tampoco descartaron que sea una forma de “presión” de las compañías que podrían pretender “una nueva estructura de costos y más margen de ganancias” de manera inmediata y destacaron que recientemente hubo un aumento de valor de los pasajes.

“Solo el monopolio Dota lanzó desde las 16 de hoy un adelanto de la medida de fuerza, que es absolutamente patrocinada por ese sector patronal”, dijo a Télam el secretario de Prensa de la UTA, Mario Calegari. El secretario general del gremio, Roberto Fernández, ratificó también la huelga, en tanto el Ministerio de Transporte confirmó que esta semana abonó un monto suficiente para que las compañías paguen los incrementos salariales, según las fuentes oficiales.

“En la empresa que no pague lo que se acordó, no se trabajará y no habrá servicios desde la medianoche”, había dicho Fernández a Télam, pero las cinco cámaras del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) respondieron a través de las redes sociales que las escalas de haberes dispuestas por una resolución conjunta de Trabajo y Transporte “no están homologadas, son ilegítimas y carecen de validez jurídica”.

Fuentes de la cartera laboral indicaron a Télam que en caso de iniciarse la huelga nacional no será posible dictar una nueva conciliación obligatoria, ya que ese instrumento fue aplicado por “su plazo máximo”. Las empresas advirtieron que las compensaciones que reciben del Estado, a excepción de los costos salariales, están calculadas “a precios de diciembre último”, y exigieron “el cumplimiento de las obligaciones de Transporte y legalidad para realizar la mejora”.

“La UTA reclama se aplique en la liquidación de salarios incrementos dispuestos por una resolución conjunta (de ambos ministerios) que no tiene validez jurídica, dado que se impone un aumento salarial sin acuerdo del gremio y de las cámaras del sector”, añadieron.

Con información de Télam.

A %d blogueros les gusta esto: